Pros y contras del sofá de piel

942 25 11 45
Pros y contras del sofá de piel

Decidir si quieres el sofá o las sillas en tela, piel, polipiel, etcétera, es una decisión para la que deberías contar con la ayuda de un buen taller de tapicería en Santander que te informe de las ventajas e inconvenientes de cada uno de los diferentes materiales con los que se pueden tapizar tus muebles. Además, tienes que pensar en el uso que le vas a dar a lo que quieres tapizar. Otro de los factores que hay que tener muy presente es el presupuesto que te has marcado. En el mercado cada vez existe un abanico más amplio de posibilidades para el tapizado, por lo que puedes encontrar desde telas económicas hasta tejidos de auténtico lujo.

Sin embargo, uno de los mayores dilemas a los que se enfrentan los clientes que acuden a un taller de tapicería en Santander es si deben comprar un sofá de piel o será una mala inversión. Los sofás de cuero se caracterizan principalmente por su durabilidad. Si estás pensando en un sillón para salir del paso, ésta no es tu opción.

Si por el contrario, lo que quieres es un sofá que no tengas que jubilarlo hasta dentro de muchos años, la piel es una de las mejores decisiones. Otra de sus ventajas es su limpieza, tan sencillo como pasar habitualmente un trapo ligeramente húmedo y la mayoría de las manchas y el polvo desaparecerán. Si además, un par de veces al año le aplicas una crema especial, estará como nuevo durante mucho tiempo. Y si le das importancia al diseño de tu casa y quieres algo elegante, opta por un sofá de piel.

Como todo tiene sus inconvenientes, en Tapicería Villa avisamos a nuestros clientes de que un sofá de piel no es apto para todos los presupuestos, pues puede llegar a costar tres veces más que uno de tela.

haz clic para copiar mailmail copiado